martes, 28 de mayo de 2013

Este blog visto por la revista Rúbrica

La revista mexicana Rúbrica publica en sus páginas 7, 8 y 9 el reportaje de Carmen Limón ‘Un blog para radioadictos’, dedicado a esta bitácora ‘El arte de hacer radio’.
Rúbrica es la publicación de Radio UNAM, Universidad Nacional Autónoma de México. Su edición número 46 (marzo de 2013) puede ser descargarda a través de la página web de la radiodifusora mexicana.

Al informar sobre las actividades de la emisora, Rúbrica busca el acercamiento con los radioescuchas pero, además, con sus contenidos fortalece el vínculo entre emisor y auditorio.

Para leer el artículo completo, accione el scroll vertical que está a la derecha para ir avanzando por el contenido.

domingo, 26 de mayo de 2013

Una radio que agoniza…

En la actualidad, los medios de comunicación son un producto mercadológico   que promueven el estilo de vida ideal; la televisión fomenta a partir de imágenes bien estudiadas los estereotipos; el periódico promueve con fotografías un status igual, la radio aún sin imágenes no se queda atrás.


El autor de este artículo recibe el diploma del curso-taller
¿Pero toda la radio es así? Existen “rincones de ondas sonoras” donde la radio cumple un papel benefactor para la sociedad. En ese rincón analógico o digital la radio y la sociedad aún se encuentran y ambas se benefician.

Y es en este rincón donde mi error de escribir “radio sin imágenes” es grave, porque aquí encontramos “el arte de hacer radio visual”, una herramienta que permite transmitir la realidad visual a partir del sonido, y es ese sonido que hace contactar al radioescucha con su realidad.

¡Pero no sólo es hacer una radio visual! Es realizar una radio que entienda la mirada de la gente, que exprese los ojos llenos de experiencia del pueblo; que transmita la vista alegre del campesino que ríe por saber leer, los ojos llorosos de la madre que extraña a su hijo, las pupilas dilatadas de los migrantes que buscan despertar para soñar. Eso es la verdadera radio visual cuando se  convierte en radiodocumental.

En un continente con enorme identidad y mayor dificultad de unión, es difícil hallar un estándar de radio, y a la vez sería un error quererlo encontrar. Y es este aprendizaje el que permeó en la pluralidad de culturas que se unieron en el taller “Arte visual en radio” impartido por el profesor Juan Carlos Roque. Fue justo en ese encuentro donde se gestó el ombligo de una cultura decidida a generar una radio diferente, que entendiera sus diferencias entre pueblos, pero que les uniera por sus desemejanzas, porque fue en Holguín donde todas la paralelas se unieron para revivir a una radio que agoniza…  

jueves, 23 de mayo de 2013

Ver más allá del oído


Cuando supe que recibiría un taller sobre el arte visual en radio, me asombré, porque siempre la Academia nos ha dicho que la radio no es arte.

Por: Jairo Pacheco
(Sobre mi participación en el Taller arte visual en Radio de las Romerías de Mayo)

Y me pregunté. ¿Cómo vincular el arte visual a la radio? En serio no me imaginaba. Veo a la radio más creativa que artística. Es que es solo sonido. Es poco perdurable. Poco clásica. Además nuestros códigos radiales difieren de los visuales. Entonces, fui a Holguín para convencerme de esta teoría que no es solo mía, sino de la Academia también.

Siempre he pensado que el ser humano debe respetar las leyes de los que más saben. Solo sé, que no sé nada. Y la radio tiene mucho de empirismo. Para decirlo de otra manera depende además del talento que tenga el hombre, y de sus ganas de aprender. Pero, tiene y bastante de poder científico. Porque, ¿Cómo explicar la manipulación en el mejor sentido de la palabra?. Hay que dominar las herramientas pues de lo contrario estaríamos perdidos. Sí, porque un realizador que no sepa cómo implementar el lenguaje radial, ¿Qué va hacer?. Acertaste, UN DISPARATE. Y lo más lamentable, que se le dé tiempo al aire para eso y, aun más que se le pague.

Basta de tanta ‘muela’ como decimos los cubanos. Descubrí en el taller del maestro Juan Carlos Roque que los códigos visuales más legendarios son aplicables perfectamente a nuestra radio. Son otra vía para captar al oyente.

Amigos, cuando surgió la radio, lo que llamamos multimedia no existía. Pero hoy sí, y de qué manera. No digo que el arte visual sea la multimedia solamente; es mucho más. Digo que es ahora que los seres humanos ‘ven más allá del oído’. Sí, lo que un día era código radial, ahora es y deberá ser una mezcla. Y es aquí donde entra el arte visual en radio. Hay que tomar las buenas experiencias de la técnica que ya mencioné para nuestra radio. Sería mucho más radio, la propia radio.

Nuestro medio ofrecería al oyente una conexión de pensamientos e imágenes en la mente como pocos. Es que tenemos de nuestro lado la imaginación. Y a esa, nadie la puede vencer. Hay que introducir el arte visual, en el más amplio espectro en la radio. Un medio de comunicación debe estar en constante movimiento, transformación, para no morir. Es que todos toman de alguna parte que no tenían, para tenerla. Parece juego, pero no lo es. Cuánto dinero no se ha hecho en la TV con nuestras novelas. Hay que tumbar las barreras, los esquemas. Lo de los ambientes sonoros y efectos es verdad que hace tiempo se conoce. Pero traducir los códigos visuales a la radio NO. El mejor programa es áquel que inste más a la imaginación, al sentido común, el que rompa los esquemas ya establecidos, el que deje un mensaje claro al final.

Todos los demás medios dejan poco espacio a la imaginación, y es ahí donde llegamos nosotros los radialistas con el arma ‘bajo la manga’. LA IMAGINACIÓN. Porque todo el mundo enseña. Y no siempre, y más en esta era, una imagen vale más que mil palabras.

En todo este mundo el radio documental juega un papel importantísimo. Es el medio que deja volar la imaginación. Pero hay que saber usarlo. Y a eso me enseñó el Taller sobre arte visual en radio. Quién sabe, si esta experiencia se propagara pudiéramos empezar nuevamente el litigio con la Academia para que reconozca a la radio como arte. Al menos el radiodocumental. Por qué no. Y si no se puede. Bueno por lo menos lo intentamos. Me parece que este tema lleva segunda parte, discusión teórica, y… un nuevo taller.

jueves, 16 de mayo de 2013

Mi 'top ten' de lo escuchado en el taller de radio de las Romerías


- Ya mis colegas lo han dicho todo del encuentro- le dije al “profe” Juan Carlos Roque cuando me propuso exponer mis memorias en su blog. Él insistió, y yo sin tener una idea clara de cómo reflejar otra arista a la historia, le dije -No se preocupe, ya le buscaré la quinta pata al gato- como si estuviera seguro a esa altura del juego se me ocurriría algo.

 Por Michel Manuel Hechevarría Rojas, periodista realizador de Radio Angulo, Holguín. Cuba.

El autor de este post recibe el diploma del curso-taller 'Arte visual en radio'.
Lo que no se imaginó el “profe” fue que en vez de cinco patas al felino, le descubrí diez, influenciado por las decenas de horas-asiento que tengo delante de un televisor viendo los más disímiles documentales de Discovery Channel.

Ya sé que el encuentro no tuvo un carácter competitivo, pero era la única forma de escribir algo diferente y generar polémica a la vez. Al fin y al cabo, una de las funciones del periodismo es la de crear estados de opinión.

Es por ello que en un conteo regresivo del 10 al uno decidí ubicar lo mejor de los documentales, programas y reportajes que escuché en varias sesiones de trabajo.

El lugar diez en la lista, no por tratar el tema de las colas y haber terminado el reportaje con su original forma de pedir “el último”, es para un trabajo que destaca por la original forma de encarar uno de esos temas tan cotidianos que a veces pasan desapercibidos para los periodistas y realizadores, y a la vez reflejar a víctimas y victimarios, unido a todo el proceso que ronda alrededor de las colas.

Quizás por ser tan chiquito se le coló delante del reportaje, o a lo mejor su condición de “peligro de extinción” lo hizo ubicarse en el puesto número nueve por sensibilizar a la audiencia con un tema medioambiental tan necesario, pues estamos hablando de la preservación de especies autóctonas. El programa “El pequeño gigante” hizo uso de particularidades tan únicas en un espacio radial de su tipo como la encuesta, en cuyo argumento posterior hizo digeribles al oído términos científicos al punto que llegamos a graficarnos en nuestras memorias la imagen del cactus enano.

Como la historia sin fin (y simulando el ininterrumpido trazo del número 8), el tema de los inmigrantes sigue generando historias tan sensibles que nos hizo viajar en La Bestia, cuidarnos de las maras salvatruchas y agradecerle a las patronas. Pues al sumergirnos en la fraseología de moda del inmigrante centroamericano, al mismo tiempo creamos conciencia del riesgo que asumen miles de personas, abordando causas y consecuencias en “La Ruta del Migrante”.

Todos atentos al desenlace de uno de los radiodocumentales
escuchados durante las sesiones del curso-taller
Seguimos a todo tren. No estoy seguro si era exactamente el expreso número 7, pero de lo que estoy bien claro es que los que operan esta maquinaria son personas de carne y hueso, que sienten y que, a pesar de los pro y los contra entre líneas, por así decirlo, que tare consigo el trabajo de un maquinista en las condiciones actuales del ferrocarril en Cuba, tienen un gran sentido de pertenencia por su oficio. Todo esto y más lo conocí en un trayecto en una locomotora a través de la magia de la radio en el tramo Sancti Spiritus-Habana, donde una conversación con el sonido de las maquinas en un segundo plano me sedujo y me invitó a escuchar toda la historia de uno de los tantos protagonistas anónimos con los que nos topamos a diario.

El puesto número seis le correspondió a una historia tan delicada que nos dejaron los sentimientos a flor de piel al ver reflejada la dicotomía que viven muchos argentinos, cuando en la sociedad actual rivalizan condescendencia versus justicia, reflejando todas las aristas de un relato que aboga por luchar contra la impunidad y que nos los hace ver a través de un uso eficaz de los recursos sonoros del lenguaje radiofónico.


Escuchar la radio que nos 'dibuja al oído'
El saberme la historia de memoria por ser el prócer más representativo de mi terruño, no le hizo restar encanto al programa ‘Huellas’ dedicado a Calixto García “El General de las Tres Guerras" y todo el suceso de su disparo en la frente y las consecuencias que tuvo con ello el resto de la vida de este valiente mambí. El hecho que me mostrara otras facetas del hombre, además de todas las peripecias que trajo consigo la cura de la herida que tantas convalecencias que le dejo el heroico gesto, ubicándose como producto radial entre los cinco primeros.

La alta realización estética que convoyaron en un solo producto radiofónico a dos historias que tenían en común lo insólito de ambas, con las distintas curvas de interés, la excelente utilización de los avances, y los connotados  puntos de giros en una de estas reseñas, fueron sobradas razones para ubicar al proyecto ‘Puertas’ a las (y valga la redundancia) puertas de los tres primeros, pero el débil enlace de una historia con otra atentó contra éste, siendo el único punto neurálgico de este radiodocumental.

Dos conversaciones entre dos seres queridos fue necesario para suplir 'Las cartas de una madre' desde la Habana, haciendo al oyente participe de una relación tan íntima entre una madre y un hijo que los separa una distancia de 90 millas con condimentos de todo tipo en lo político, lo social y lo económico. Pero estas aristas no fueron las que le dieron sabor al documental, sino que una vez más lo humano se llevó las palmas, otorgándole el tercer puesto entre los trabajos escuchados en sesión.
El segundo lugar fue el único documental audiovisual que vimos, y lo digo así porque a pesar de ser un radiodocumental el trabajo nos vendió tantas imágenes en sonido que vivimos cada una de las escenas de una historia que no tiene nombre. El producto de la Radio Ambulante comienza por las consecuencias de un conflicto bélico y termina en todo una creencia religiosa y popular que convierte en deidades a desconocidos como resultado del amplio panteón de personas sin saber ni siquiera los nombres que tuvieron en la vida real. El sincretismo con se entrelazan los credos con la presencia del periodista en la escena como ente participante, los diversos matices de la historia, la ultimación en el momento exacto de los recursos sonoros y el protagonismo de las voces testimoniantes son elementos que avalan el privilegiado lugar que le otorgo a este producto comunicativo.

Y en el puesto cimero es... (sube de un segundo plano música incidental(cha-ra-cha-chan) recrea y baja a fondo} para un radiodocumental que logró reflejar a los hombres y mujeres como son, luego de una férrea campaña que los estereotipaba como números de una brigada constructiva, de compromisos honrados o de metas productivas que rimbombantes resonaban en todos los medios de comunicación del país a inicio de la década de los años 90. El reflejar la dedicación de hombres y mujeres a su trabajo y las consecuencias que traía para con su familia esa entrega incondicional, mostrando que pese al compromiso no cumplen en todos los aspectos de la vida, reflejando lo humano del hecho y sensibilizándonos con todas las partes, con los héroes del trabajo y con sus familiares.

Escuetos o no, validos o no, es la propuesta de este lado de la Isla, lista que puede tener las más disímiles variantes, con las mil y una ubicaciones dentro de este top ten, en pocas palabras está abierta la caja de Pandora, que vengan los comentarios que los estoy esperando.

miércoles, 15 de mayo de 2013

Amigos desde la radio

Dicen que las Romerías de Mayo son un momento único en la vida de todo el que se aventura a participar en ellas. Que se te prenden de tal manera en el alma que eres incapaz de olvidarlas. Por eso aún con el cuerpo cansado por las 12 horas de viaje en ómnibus desde la capital hasta el oriente cubano, el placer del reencuentro con viejos amigos y la posibilidad de aprender a construir imágenes mediante el radiodocumental serían motivos más que suficientes para aferrarse a la idea de participar en la XX edición de este festival de las juventudes artísticas.



Por Lázaro Javier Chirino Díaz*
Entrega de diplomas
La provincia nos recibió con el cielo estrellado y una luna lista para los festejos. Solo quedaban unas pocas horas para conocer a un hombre que constituye icono en la radio cubana: Juan Carlos Roque.
El primer encuentro fue algo raro: una mezcla de informalidad y cortesía. Ahí estaba parado junto a nosotros quien prometía enseñarnos algo de lo que sabía, y confieso que las expectativas por parte del grupo eran bastante altas. Tremendo reto debía asumir Roque ante un auditorio, que en su mayoría eran jóvenes del siglo XXI, perteneciente a una Cuba muy distinta a la que conoció en su etapa de reportero de Radio Rebelde; pero asumir la idea de enfrentar lo nuevo se convertiría en una experiencia muy gratificante. Así nos adentramos en ese mundo de la radio que apenas conocemos.

Una de las sesiones del curso-taller sobre radio
Pudimos viajar hasta Argentina y conocer las huellas dejadas por la tiranía; en México trasladarnos en tren con los emigrantes latinos que buscan el sueño americano; conocer cómo en Colombia los cadáveres de los desaparecidos son adoptados y convertidos en santos populares; regresar en el tiempo hasta el momento en que Calixto García se inmortalizara en la historia; en Sancti Spíritus supimos de dos proyectos sociales exitosos que abren sus puertas a quienes aceptan la diversidad; filosofamos acerca de las colas; viajamos de La Habana a Miami llevando las cartas de una madre a su hijo; todo eso en apenas unas horas, sin salir de aquella pequeña salita habilitada para el encuentro y gracias al radiodocumental, un género periodístico poco usual en nuestras emisoras y que permite al oyente construir en su mente las imágenes que se narran. 

Según la experiencia de Juan Carlos Roque el radiodocumental es una expresión artística que permite comprender la realidad que vivimos, contar las historias que nos rodean y dar voz a sus protagonistas. Es así como este Curso-Taller nos abrió algunas puertas.

Los alumnos participantes
Cuando menos quisimos llegó la despedida. No hizo falta palabras para expresar todo el agradecimiento por el tiempo dedicado. Fue así como el adiós se convirtió en un hasta pronto. Solo queda por nuestra parte poner en práctica los conocimientos adquiridos, incorporarlos a nuestro trabajo cotidiano, romper los esquemas obsoletos, quebrantar las reglas y buscar una nueva manera de hacer la radio cubana. Son retos difíciles de lograr, pero aún nos queda mucho por vivir. Ojalá las Romerías de Mayo del 2014 vuelvan a ser justificación para el reencuentro. No importa que el cuerpo se agote con largas horas de viaje, siempre que se repita la experiencia vale la pena el sacrificio.

* Lázaro Javier Chirino Díaz, locutor y guionista de Radio Caribe, en la Isla de la Juventud, Cuba.
Twuitter: @delaisla89  -  Facebook: chirinodiaz
Blog Mirada pinera: miradapinera.blogspot.com

jueves, 9 de mayo de 2013

La luz del sonido brilló en las Romerías de Mayo

Bajo la premisa de crear el Arte visual en radio, tuvo lugar un Curso-Taller del 4 al 8 de mayo de 2013, en la ciudad de Holguín paralelo a la 20 edición, del Festival Mundial de Juventudes Artísticas las Romerías de Mayo. El encuentro estuvo presidido por el periodista cubano-holandés Juan Carlos Roque y asistieron jóvenes y experimentados realizadores de Cuba, México y Costa Rica.

Por Enrique Pérez Fumero, periodista del Dpto de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de Oriente,  autor del blog Cub@periodista
Coreeo electrónico: enriquep@rect.uo.edu.cu
Twitter: https://twitter.com/enriquefumero

Con sede en un salón de la emisora provincial CMKO Radio Angulo, los participantes debatieron sobre las posibilidades artísticas que permite el documental radiofónico, para recrear las riquezas culturales y las historias que forman parte del imaginario de los pueblos del mundo.
Durante las escuchas de radiodocumentales en CMKO, Radio Angulo.
Las experiencias escuchadas, tanto nacionales como foráneas, permitieron establecer ciertos límites conceptuales del radiodocumental en comparación con otros géneros periodísticos como el reportaje. En este tipo de formato, el realizador periodista muestra la investigación sin carácter de ensayo o tesis y se vale de diversas formas para narrar el hecho al que asiste junto al oyente. Quedó demostrada además, la necesidad que tienen las estaciones radiales cubanas y latinoamericanas de generar espacios en las parrillas de programación, donde se transmitan documentales que denuncien los problemas o reflejen la realidad tal y como es.
  
Juan Carlos Roque, quien fuera invitado por Alexis Triana, presidente del Comité Organizador de las Romerías de Mayo, puso sus competencias al servicio de los más jóvenes. Graduado de periodismo en 1985 por la Universidad de La Habana, Roque se desempeñó como reportero en Radio Cadena Habana y Radio Rebelde, donde llegó a desarrollar su pasión por el documental radiofónico. Desde hace 18 años fue contratado por la otrora Radio Nederland y hoy día implementa su propia consultoría Roque Media Consulting.


El lugar donde uno nace, crece y se desarrolla es muy importante para seguir haciendo caminos en la vida, y a pesar de estar 18 años lejos de la radio cubana, nunca me desvinculé de mi país. Mi intención ahora es seguir aportando y mantener viva esa radio Nederland que llevo dentro de mí.

Quiero llevar este tipo de experiencias a emisoras comunitarias, culturales, universitarias y comerciales de América Latina. Este primer curso en mi nueva etapa como hombre de radio, es el estreno de lo que quisiera hacer en el futuro. Me voy satisfecho por el reencuentro con los amigos y por haber conocido a tantos jóvenes, con un talento impresionante y con muchas ganas de cambiar las cosas y hacer radio.

La radio y la blogosfera

Radialistas y blogueros reunidos en las Bloguerías de Mayo. Foto: José Miguel
La jornada del lunes 6, del Curso-Taller Arte Visual en radio, fue compartida con una representación de los blogueros cubanos invitados al Festival Mundial… para desarrollar las Bloguerías de Mayo. El miembro del Comité Organizador Luis Ernesto Ruiz, condujo el debate en torno a la función que tiene la radio para acercar a las audiencias el fenómeno de compartir y vivir la vida dentro de la blogosfera.

Otro de los temas discutidos fue la amplia participación de los jóvenes cubanos, —periodistas, artistas, promotores, escritores o de cualquier profesión—, para crearse sus bitácoras en Internet, a pesar de las dificultades de conexión que presenta Cuba en comparación con otros países. Durante la reunión, los blogueros manifestaron además la posibilidad que tienen sus sitios de influir en las agendas de los medios de comunicación oficiales y la importancia de que sean citados por el trabajo que realizan.

Harold Cárdenas Lemas, uno de los creadores del blog La Joven Cuba, manifestó que no podemos seguir pidiendo permiso para defender la Revolución y muchas veces subestimamos el trabajo que hacemos. Hoy día tenemos que ser responsables con lo que hacemos y decimos porque somos los diputados del pueblo en la asamblea de Internet. 
  
Al cierre de la primera jornada de Bloguerías de Mayo.
Foto: José Miguel

Cómo decirle adiós a la mediocridad desde la radio


Ecos del curso-taller 'Arte visucal en radio', impartido en la provincia cubana de Holguín, como parte de las actividades del Festival Internacional de las Juventudes Artísticas y Culturales de las Romerías de Holguín.

*Por Luis Orlando Hernández
Tuvieron que transcurrir dos décadas para que una 'joven nonagenaria' encontrara su espacio en las Romerías de Mayo. La radio, eterna acompañante y guía del arte, por derecho propio entonó su himno de alegrías y verdades en el mejor evento en el que ha podido participar.
Dieciocho de los veinticuatro participantes en el curso-taller
'Arte visual en Radio', en Holguín, Cuba.
Con la premisa de crear imágenes visuales a través de las palabras, de generar emociones mediante los recursos estilísticos sonoros y de remover conciencias con la realidad de personas y sociedades, concluyó este martes el curso-taller Arte visual en radio, con la participación de jóvenes de varias provincias del país y radialistas de México y Costa Rica.
El profesor Juan Carlos Roque, eterno enamorado de la radio y con un increíble morral de experiencias cubanas y foráneas, lideró el encuentro que desde el mismo inicio se apartó de las fronteras maestro-alumno para imbricarse en una necesaria simbiosis.
La reivindicación del radiodocumental dentro de los medios de difusión como el rey de los géneros parece una quimera en tiempos azarosos como estos. Interfieren barreras como el factor tiempo, intereses de programación, desmotivación profesional o la incapacidad de realizadores, periodistas y directivos, entre otros.
Sin embargo, la complacencia no puede primar. La radio, cual castillo de naipes, tenderá a desmoronarse si solo se le entrega al oyente la noticia sosa y el comentario desprovisto de polémica. ¿Qué posee el radio documental que lo hace único e imprescindible? ¿Dónde radica su margen para diferenciarse del resto de los géneros?
La esencia está en la investigación, que quiere decir desenredar los recovecos de las cosas; en el esmero, en la óptima realización apelando a la música, los efectos radiales e incluso al silencio y, sobre todo, en hacer al hombre el Yo protagonista, algo realmente difícil cuando se descuida el uso de la palabra y se obvia la sensibilización del arte.
En una de las audiciones de radiodocumentales
El curso-taller se articuló en la escucha de diferentes radiodocumentales con el sello de los participantes. Primó la polémica y la crítica sana, esenciales para crecer como profesionales. Quedó la sensación, siempre grata, de considerarse aprendices con un camino muy largo por desandar.
Las Romerías de Mayo, sempiterna amiga del arte inconforme, pronuncia sus deseos de continuar abriendo sus puertas a la radio. Tan solo queda la superación constante de los realizadores radiales hasta el próximo año y el no rotundo a la mediocridad.
* Luis Orlando Hernández es corresponsal de Juventud Rebelde y trabaja además en Radio Sancti Spirítus.

jueves, 2 de mayo de 2013

Haciendo radio en las Romerías de Mayo, en Holguín

Haciendo radio en las Romerías de Mayo, en Holguín. Nunca mejor dicho, porque esta vez comparto mis experiencias radiofónicas con una veintena de jóvenes periodistas y realizadores cubanos y extranjeros en el curso-taller ´Arte visual en radio´.

Respondo así a una invitación cursada por Alexis Triana, presidente del Comité Organizador de ese evento cultural que tiene como trasnfondo el Festival Internacional de Juventudes Artísticas y Culturales para, durante cinco días, hablar del radiodocumental como expresión artística para reflejar la visión que hacemos de la realidad a través del sonido. Es ir a la raíz de este género radiofónico con el que los realizadores intentamos dibujar al oído lo que nos cuentan los protagonistas de historias de vida.
Alexis Triana, presidente del Comité Organizador de las Romerías de Mayo
Traje a Holguín en mi mochila varios de mis documentales de radio. Los que hice en la décadas de los 80 y los 90 en Cuba y los que luego produje en Holanda desde 1995 hasta 2012, durante los casi 18 años que estuve al servicio de Radio Nederland, cuando era la emisora mundial de los Países Bajos. Son todas obras que hablan en primera persona, que escarban en lo más profundo del ser humano y que tienen la belleza de los sentimientos encontrados. De eso se trata cuando los testimonios no van hacia un solo lado, y son reflejo de las profundas contradicciones del ser humano en su afán por ser mejor, a pesar de que no siempre lo logra.

Ejemplos hay sobrados en este blog dedicado al arte de hacer radio si el buscador situado a la izquierda de esta página escriben radiodocumental.

Porque no hay hoy sin ayer, como reza el slogan de las Romerías de Mayo, quiero en este post desempolvar el programa Voces que dediqué en 2007 a estos festejos en los que la tradición se adentra en el futuro, como señala Alixis Triana en la entrevista de entonces. Que esta grabación rescatada de los archivos sea prueba del encuentro entre generaciones de artistas, intelectuales y promotores culturales de decenas de países.

Por el momento, aquí estoy, en Holguín, la ciudad de los parques, en la capital del arte joven y en sus espacios, donde se celebran conciertos y encuentros, y se producen importantes momentos para la reflexión social y el disfrute cultural. Sin dudas, las Romerías de Mayo se han convertido en un festival de jóvenes artistas e intelectuales, entre ellos los realizadores de radio con los que comparto esta experiencia.

Visite la página transmedia de América Entretejida

Voces

Voces es un programa semanal que produje durante 12 años en Radio Nederland, la emisora mundial de Holanda. Este y todos los demás espacios de RN, excepto La Matinal, se dejaron de emitir el 29 de junio del 2012 como parte de la reorganización de la emisora, que ahora apuesta por menos radio y más redes sociales.
En Voces presté atención a los temas relacionados con la multicultura y la convivencia.
Pulse aquí para escuchar la emisión de despedida. Y siga este otro enlace para escuchar las restantes emisiones.