jueves, 14 de mayo de 2009

¡Pobre Padre Alberto!

El carismático Padre Alberto Cutié, involucrado en un reciente escándalo en el que se le ha vinculado con una mujer, emitió una declaración en la que pide "perdón si mis acciones les han causado dolor y tristeza".

De origen cubano-estadounidense, Cutié nació en Puerto Rico y, junto con el sacerdocio, desarrolló el don de la comunicación mediática. Ha sido conductor de varios programas de Telemundo. También escribe una columna en español y es autor del libro "Real Life, Real Love: 7 Paths to a Strong, Lasting Relationship", sobre la fidelidad en las relaciones de pareja.

'El arte de hacer radio' reproduce el artículo 'Célibe o no en tiempo de cambios', del periodista Frank Díaz Donikián, publicado este jueves en la página web de Radio Nederland.

Célibe o no en tiempo de cambios


Por suerte, el padre Alberto Cutié vive y ama en Estados Unidos, a inicios del siglo XXI. De haber vivido en la Argentina de 1840, el sacerdote hubiera sido ejecutado por sacrilegio, como nos cuenta desde 1984 la directora María Luisa Bemberg en su película "Camila", con las actuaciones de Susú Pecoraro e Imanol Arias.

Cutié es el líder espiritual de toda una gran ciudad: Miami, la novena urbe entre las 10 más pobres de la Unión americana, según Forbes.com. Pero importantísima por su cosmopolitismo y la cercana relación económica con América Latina. Por ende, lo que ocurre en Miami tiene impacto directo en el resto de nuestros países.

Declaración del Padre Alberto Cutié
Ante Dios - lleno de amor y misericordia - y ante toda nuestra comunidad, quiero pedir perdón si mis acciones les han causado dolor y tristeza. Desde mi ingreso al seminario a los 18 años, el sacerdocio me ha traído gran alegría. Les aseguro que mi servicio y dedicación a Dios continuarán intactos. Doy gracias a Dios por la compasión y el apoyo humano que he recibido en el día de hoy de tantas personas en nuestra comunidad, especialmente mis feligreses y oyentes de nuestras emisoras. Sólo pido sus oraciones y apoyo.
El padre Alberto se ha granjeado la simpatía y el cariño de la gran mayoría. Han sido años de tenaz servicio a la comunidad en su parroquia, como en periódicos, estaciones de radio y televisión. Asimismo, es indiscutible que su talento, carisma y apariencia juvenil, a sus 40, son puntos redondos a su favor.

En entrevista exclusiva a la cadena Univisión, parecía otro. Tanto, que hablaba como un adolescente retador cuando decía que debajo de la sotana había pantalones. Y que Dios, antes de hacerlo cura, lo hizo hombre.

El punto de giro en su vida ocurrió cuando una revista mexicana de cotilleo, de circulación en Estados Unidos, publicaba fotos que revelaban que le sacerdote en amoríos con una mujer en una playa, rompiendo así el voto de castidad exigido por la Iglesia Católica.

Buena parte de la sociedad, especialmente en el estado de Florida, está muy decepcionada de políticos locales, abogados, compañías financistas, bancos y servicios médicos. El Padre Alberto era un soporte espiritual ante tantas frustraciones. Hoy día, para muchos, él es una decepción más.
El 70 por ciento de los encuestados en Miami están a favor de las posiciones del señor Cutié sobre la abolición de la soltería en los eclesiásticos. Creen que es una disposición abominable y lejana en el tiempo.

Pero por la simpatía que sienten por este hombre, pasan por alto la falta de sinceridad en sus actos más recientes, sin reparar lo que representa socialmente su figura y palabra como eclesiástico.

Toda institución, incluso cada familia, impone reglas de conductas. Con las suyas, la Iglesia Católica ha garantizado su funcionamiento a lo largo de dos mil años.

Algunas pueden resultar impedimentos ilógicos, incómodos e injustos. Pero de ello está plagada la vida. Muchas empresas internacionalmente prohíben que miembros de un matrimonio trabajen en un mismo sitio. Y sin embargo, la medida se acepta a pie juntillas, porque de eso depende que alguien pueda llevar a casa el pan nuestro de cada día.

La Iglesia Católica sigue pensando y exigiendo el celibato como muestra de sacrificio y entrega total hacia el prójimo. Como ejemplo del desprendimiento de sus hombres, "de pelo en pecho".

El Vaticano continúa anhelando que cada egresado de un seminario sea de por vida ese "soldado de la fe", siempre presto a servir, sea hoy en el confortable condado de Miami-Dade, como mañana en las tupidas selvas de Papua y Nueva Guinea.

La entidad estima que un hombre enredado en las madejas de un matrimonio, no cumpliría eficientemente con el cúmulo de obligaciones que se le endilga a todo presbítero en pos de su comunidad. Que dejaría de ser "la piel del tambor" como lo relata en boca de un curita de pueblo el escritor español Pérez-Reverte.

El asunto del celibato obligatorio, demuestra lo alejado de la realidad que está el rito Occidental de la Iglesia Católica. Pone además en entredicho la supuesta democracia que debiera existir en toda organización social ¿Por qué no se lleva el tema a discusión en el seno de la propia Iglesia? ¿Por qué no se lleva a votación secreta y entonces saber el real estado de opinión de todos los sacerdotes sobre el particular? El mismo Padre Alberto declaró en su entrevista con Univisión, sentirse en el siglo XXI, pero en una institución perteneciente al XVIII.
En verdad, tras la insistencia en la castidad coexiste el componente económico. Indudablemente, un hombre solo representa menores costos de vida que una familia. Pero la Iglesia no lo dice por lo claro. Matiza el asunto, tendiéndole un velo de santidad al celibato, por lo loable de una entrega total a la religión, algo que tampoco deja ser cierto.

Cutié, en una reciente entrevista con el periodista peruano Jaime Bayly, en la cadena local Mega TV, mucho antes de la aparición de las instantáneas comprometedoras; manifestó su desacuerdo con tal aseveración. Sin considerarse un rebelde, afirmó que no se es más santo por ser célibe que por ser casado.

Si de sinceridad se trata, el padre Alberto, con sus hábitos puestos estaba faltando a una medida, so pretexto de sentimientos y acciones tan humanas y divinas, como es en efecto el amor.

El 51 por ciento de la población del condado Miami-Dade es de origen latino, con una gran concentración de cubanos, colombianos, nicaragüenses y una marcada presencia de nuevos residentes venidos de Venezuela.
Lastimosamente, en la vida hay varias profesiones que para su cabal cumplimiento no dejan espacio a las excusas ¡Si tan sólo fuera en el sacerdocio!

Un capitán de barco, por ejemplo, tiene que tragarse el lógico miedo a morir como los demás en medio de un naufragio, porque las reglas le exigen ser el último en abandonar la nave. Un militar que se duerma en su posta, ha de aceptar la pena que se le imponga en una corte, sin que importe lo perentorio del sueño para todo ser.

Cutié no estaba de acuerdo con una imposición aceptada de antemano. Pero no renunció primero para condenarla.

Sí se le vio varias veces por la televisión manifestándose en contra de tal voto, pero lo hacía como tanteando la cuestión. Nunca pidió convertirse en laico para abogar a sus anchas por cambios más acordes a los rigores de hoy día.

Permaneció en las filas de una congregación, aparentando cumplir con lo dispuesto, hasta que se desató el escándalo de las fotos de su relación amorosa, después de dos meses de sospechas del propio sacerdote respecto a seguimientos de los paparazzi sobre su persona, como dijo en el propio diálogo con Univisión.

Miami es puente económico de Estados Unidos con América Latina.
Con todo, lo que acontece en esta ciudad tiene impacto en nuestros países, tanto, que escándalo del Padre Alberto es el cotilleo de ocasión en las calles de Lima, Perú, como en las de la ciudad miamense de Hialeah.
En tal sentido, Cutié se ha comportado como un político tradicional. Y ha dañado, la credibilidad de muchos seguidores a él y al credo católica.

Quizás todo haya sido preparado para dar un golpe de efecto mediático en torno al celibato obligatorio y de tal modo, hacer más efectiva su denuncia sobre el particular y otras mudanzas que urjan realizar en los designios del clero.

Los cambios siempre precisan de causas, de tiempo y lugar para producirse. También de gente influyente socialmente para apoyarlas...y de paladines que enarbolen una idea primaria como antorcha, centrada en la herida que más duela.

Cutié es sin dudas, el portavoz de decenas o miles de arrestados capaces de rasgarse las vestiduras por una dialéctica necesaria e imprescindible. También él sirve de parapeto a igual cantidad de timoratos que no dejan escapar su voz ni muestran su rostro por los cambios, aunque lo piensen, ante el temor secular de romper normas y ser acusados de herejes.

Hay quienes se preguntan, de no haber sido descubierto, ¿cuánto más hubiera vivido el Padre Alberto en dualidad moral con su institución y consigo mismo?
No es de creer que la Iglesia Católica corra enseguida a enmendar disposiciones, tan sólo porque un afamado padre de Miami exprese sus inconformidades en medio de un escándalo mediático.

Pero esa institución sopesa constantemente. No por gusto es en sí misma un Estado con todas las posibilidades de manejos para su propia salvaguarda.

Cuando el Vaticano constate que por los dogmas actuales ya no atraen a nuevos fieles, y se acreciente la crisis de vocación de los jóvenes para ejercer el sacerdocio, entonces acordará abolir la soltería obligatoria de los clérigos, e incluso, es de pensar que acogería en su seno a curas de uno y otro sexo ¿Cuántas disposiciones no ha derogado en dos milenios? Vivir para ver.

Entre tanto, Alberto Cutié -sorprendentemente con cuello romano en su aparición por la televisión hispana- ha solicitado a la Arquidiócesis de Miami un retiro temporal de sus deberes para sumirse a la meditación.

Ya en una reciente emisión matinal de la red CBS, se le apreció más asentado en sus pronunciamientos. Habló en Inglés, y había dejado la sotana en casa.

11 comentarios :

  1. Si aceptaste el celibato obligatorio, hay que cumplirlo, caso contrario, dejar los hábitos y llevar una vida ordinaria.
    Ahora, que el celibato obligatorio es arcaico y enfermizo, no hay ninguna duda. Aquí en la Argentina los curas se dedican a violar niños, reina la pedofilia con absoluta impunidad. Saquen sus conclusiones. Por lo tanto, de " pobre padre Alberto" nada!!

    UN ABRAZO Y BUEN FIN DE SEMANA

    ResponderEliminar
  2. Stanley K:
    ..Y quién te crees para juzgar a los demás...El Apóstol Sn Pablo nos afirma que él mismo no es capaz de juzgarse..ni a su propia sombra...!Por favor!!!!...Tira la primera piedra.... PORQUE ESTAS LIBRE DE CULPA...Irás DERECHITO PARA EL CIELO.-----"Vade retro Satan".-

    ResponderEliminar
  3. ola a todos ay que regirse por el codigo canonico y dice la obligacion del secerdote en el celibato asi que nada de pobre alberto aunque esta de rechupete pero igual lo pudo acer a escondidas esta de un bueno uuummmmmm,

    ResponderEliminar
  4. Gabriela Novo.

    Creo que si somos católicos, muy lejos de juzgar (eso solo le corresponde a Dios) debemos de pedir mucho por nuestros sacerdotes y meditar sobre el apoyo que damos a la Iglesia de la cual formamos parte y no estar esperando a que los sacerdotes lo hagan todo y encima nos demos la libertad de criticarlos, nadie es perfecto y todos somos capaces de cometer toda clase de errores, asi es que es mejor rezar y pedir por el bienestar y la santidad de nuestros sacerdotes.
    No importa cuantas veces caigas, lo importante es que actitud tomes ante esas caidas y si el padre Alberto aprovecha esta caida para crecer en humildad y en amor a Dios va a salir fortalecido y renovado en su vocación y en sus convicciones.
    ¡Animo padre Alberto, lo queremos mucho y lo apoyamos!

    ResponderEliminar
  5. El sacerdocio es una vocación que el hombre escoge y por lo tanto acepta con todo lo que conlleva. Quien no está de acuerdo con las normas de la Iglesia, no debe ni puede entrar al sacerdocio; después de todo se puede servir a Dios en todos los estados y han habido muchos que sin ser sacerdotes han llegado a ser santos siendo padres de familia. En resumidas cuentas, no se puede servir a dos señores y quien tiene vocación para el matrimonio no puede tener vocación para el sacerdocio ( y viceversa).

    ResponderEliminar
  6. En lo personal creo que nuestra actitud hacia la situación por la que está pasando el Padre Alberto es la de oración en lugar de juzgar. No estamos 100% libre de pecado, todos hemos pasado por circunstancias en las que hemos ocupado las oraciones de nuestros hermanos y hoy es el Padre Alberto quien ocupa –como él mismo lo ha declarado- de nuestro apoyo. En definitiva, este escándalo es muy lamentable ya que el Padre ha venido siendo el ejemplo para jóvenes que consideran seguir el sacerdocio. Dejemos que sea Dios el que se ocupe de juzgarlo, pidamos por aquellos sacerdotes que pueden están siendo tentados y roguemos por la sabiduría de Dios en las autoridades de la iglesia. Muchísimas bendiciones hermanos.

    HONDURAS

    ResponderEliminar
  7. Saludos para todos ,que bueno es poder debatir y opinar pero antes de vertir sus puntos de vistas hay que analizar todos los datos que se tienen en cuenta del objeto o asunto del cual queremos espresarnos.En cuanto a la actitud del padre Alberto creo que actuo deliberadamente tal ves por estar enamorado un sentimiento muy humano que para los que creen o practican las diferentes forma de creencias el amor es un mandamiento divino creado por ese ser supremos(DIOS) al cual la humanidad se debe segun la iglesia,que no fue la forma correcta estoy de acuerdo pero he oido que cuando nos enamoramos cometemos muchos errores y mas cuando no se ha tenido estas experiencias terrenales ,creo que es un hombre autentico con una gran fe en lo que cree y hace por los demas, si esa era su mision en este mundo por que no apoyarlo y darle un voto de confianza.El ha hecho mucho por la comunidad que el representa por eso creo en el como persona creo en el como hombre honesto consigo mismo no como muchos que detras de una sotana o un titulo eclesiastico han cometidos crimens sexuales de toda indole que no merecen ser mencionado por lo desagradable y repugnante.Comento esto desde un punto de vista neutro pues no me considero religioso ni creyente de ninguna fe pero respeto como persona la desicion de cada cual a seguir su propio camino y hasta cierto punto estoy convencido de que hay una fuerza mayor que rige por asi decirlo nuestro destino.Pido un poco de juicio propio para este hombre que ha servido desde su humilde puesto en esta tierra a los demas y tal ves su Dios ,el suyo y por que no el mio fue quien le mando esa nueva mision de amor y tal ves de procrear nuevas vidas que un futuro continuaran su legado.Espero no haberme equivocado con este argumento de defensa y si es asi lo siento pero es mi sencilla opinion de este asunto,lastima que hay medio mal llamados algunos de comunicacion con escasa, nula y seudoprofesinalidad manejan este asunto y confunden a la opinion publica.Juan Carlos Romero.

    ResponderEliminar
  8. no comparto las mismas ideas cristianas o la misma religion, pero me apena que esten crucificando al Padre Alberto como Cristo en la cruz.Es momento de respetar su posicion y las decisiones que el quiera tomar. Por lo tanto le exhorto al Padre Aberto que no conceda mas entrevistas y se mantenga al margen de la situacion, por que ya usted escogio su camino. Siga confiando en Dios y reciba muchas bendiciones.

    ResponderEliminar
  9. El padre Alberto cutie ha tomado una sabia decision, ya lo habia dicho [nunca dejare de ser un sacerdote y seguire amando a cristo]
    ahora lo esta demostrando al unirse ala iglesia episcopal,ya pidio perdon por sus acciones que mas le podemos pedir ?lejos de criticarlo deberiamos seguir apoyandole en este nuevo comienzo de su vida espiritual,sinceramente es una verguenza como algunos medios aqui en miami han manejado lo relacionado a estas noticias que ha sido la comidilla desde hace casi un mes para aca, esperemos que esos mismo medios hayan eescuchado su llamado en el dia de hoy y lo dejen en paz.

    ResponderEliminar
  10. Con mucho respeto por la vida privada del SR ... Alberto Curie....
    Puede el Ego de una persona ser tan grande que por mas de un ano trama y confabula contra la iglesia catolica?

    Judas estuvo en la ultima cena , Alberto a tramado con su novia, el amigo fotografo y la ayuda de los altos representantes de otra Iglesia como asertar un golpe bajo a la institucion que le dio el sacerdocio . Dinero ? poder? Soberbia? puro egoismo... Dios tenga misericordia de nosotros porque al parecer el que gobierna el mundo esta en su mejor momento. Debe de pasar para que se cumpla lo que esta escrito.

    ResponderEliminar
  11. El Padre Alberto sigue jugando en la misma liga, lo único que ha hecho es cambiar de equipo"
    -"Los caminos entre Canterbury y Roma son muy transitados"
    -"Es mejor besar a una mujer que besar a un niño"
    -"No estamos en la era de la Inquisición"
    -"Tengo opinión al respecto, pero el asunto del matrimonio entre un mismo sexo no salió en las fotos de TeVe Notas"
    -"La otra opción a la nuestra, es tirar al Padre Alberto a la basura" estas fueron las palabras de Leo Frade Obispo Episcopal,aqui en la ciudad de miami,palabras sabias de un hombre que ama a dios sobre todas las cosas.

    ResponderEliminar

Opine sobre este tema:

Serie Transmedia 'América Entretejida'

Voces

Voces es un programa semanal que produje durante 12 años en Radio Nederland, la emisora mundial de Holanda. Este y todos los demás espacios de RN, excepto La Matinal, se dejaron de emitir el 29 de junio del 2012 como parte de la reorganización de la emisora, que ahora apuesta por menos radio y más redes sociales.
En Voces presté atención a los temas relacionados con la multicultura y la convivencia.
Pulse aquí para escuchar la emisión de despedida. Y siga este otro enlace para escuchar las restantes emisiones.