sábado, 6 de diciembre de 2008

El Guaraní, la radio y la Academia que no llega

Dos visitas a Paraguay me han permitido comprobar que no es mito cuando afirman que es el único país bilingüe de América del Sur. El 90 por ciento de su población habla el idioma guaraní a la par del castellano. Incluso, he estado haciendo radio en vivo con los colegas de Radio Libre, de Asunción, cuando de pronto llaman oyentes que prefieren hablar en la lengua nativa. Y así, el programa pasa a ser una emisión bilingüe, sin importar las imperfecciones idiomáticas, porque de hecho las hay.

Es cierto que al guaraní paraguayo le sigue faltando una Academia de la Lengua que se haga cargo de las controversias gramaticales y de la aceptación de nuevos vocablos. Está en proceso de creación, pero no acaba de llegar. Varios lingüistas paraguayos critican a aquellos que, desde las instituciones, están elaborando un ‘guaraní científico', que no se corresponde con el que se utiliza en la calle.

"Ñande ayvu tenonde porãngue'i"
Uno de mis entrevistados, el poeta y escritor paraguayo Félix de Guarania, gran defensor del uso del guaraní, en mayo de este año presentó su nuevo diccionario guaraní-castellano, castellano-guaraní "Ñande ayvu tenonde porãngue'i", su obra número 70. El libro ya se encuentra en circulación y es recomendado para estudiantes e investigadores.

La publicación coincide con un momento en que la sociedad paraguaya debate qué tipo de guaraní se debería difundir. De un lado están los que defienden que la mezcla con otros idiomas es un proceso natural e incluso enriquecedor. Y del otro, están los que creen que el guaraní deba mantenerse ajeno a influencias externas. En la lista de los defensores del guaraní puro está el poeta Félix de Guarania que, a sus 84 anos de edad, lamenta que el idioma aborigen que se habla hoy en día haya perdido mucho de su esencia.

"Hace algún tiempo comenzaron a salir muchos libros en castellano y esto apabulló un poco al guaraní. El guaraní era discriminado. Ningún editor se atrevía a publicar un libro en guaraní porque no se vendía y porque la gente no leía en guaraní. En realidad hay una gran depreciación del guaraní; se ha convertido en una lengua espuria y muy mezclada con el castellano e, incluso, con otros idiomas", lamenta el escritor y poeta.

Cuestionamientos
En la opinión de Félix de Guarania, no se puede resaltar ningún aporte positivo de un idioma al otro. "El guaraní ha perjudicado mucho al castellano así como el castellano ha perjudicado mucho al guaraní. Por causa del castellano no hablamos bien el guaraní; lo estamos olvidando cada vez más. Y por causa del guaraní, en cierto modo, no aprendemos bien y no hablamos bien el castellano".

Cuestionado sobre la creación de una especie de academia de la lengua guaraní para buscar un mayor consenso sobre la evolución del idioma, el poeta afirma que, aunque parezca sorprendente, en Paraguay nadie quiere su creación. "Es así, pues hay ‘pops' que lo que dicen ellos es lo único que vale".

En la entrevista, el maestro cita como ejemplo, al poeta paraguayo Ramón Silva, uno de sus principales opositores. Al contrario de lo que opina Félix de Guarania, Silva cree que la influencia del español es significativa e importante para la evolución del guaraní y que, así como la población paraguaya se hizo mestiza, el guaraní hablado hoy en día también es consecuencia de esa unión. "Hay que acercarse al guaraní ideal, pero no al guaraní puro. Son ya 500 años de mezcla", afirma Silva.

Improvisación
Pese a la reforma educativa de 1994, que convirtió en obligatoria la enseñanza del guaraní junto al castellano, Félix de Guarania lamenta la manera improvisada como se implementó el bilingüismo en las escuelas paraguayas. "Nosotros no estábamos preparados para enseñar la lengua. Los profesores empezaron a inventar palabras argumentando que el guaraní es muy pobre y que no está al alcance de la modernidad", dice.

"Nosotros tenemos todo, sólo hay que revivirlo, limpiarlo, lustrarlo, publicarlo y enseñarlo. En guaraní no hay palabra que haya perdido vigencia, pues todas están sanitas y dispuestas a servir; solo hay que cambiar los métodos de enseñanza si no queremos que el guaraní continúe arrastrándose por el suelo hasta acabarse", reflexiona finalmente el poeta.

El tema me apasiona por su valor cultural y por la defensa que los paraguayos hacen de sus raíces idiomáticas. No tengo la menor duda de que la radio puede ser uno de los vehículos para revivir, limpiar, lustrar y enseñar el guaraní, tal como señala Félix de Guarania. Y claro, sin olvidar que es una lengua viva y, por tanto, también se enriquece, como defiende Ramón Silva.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Opine sobre este tema:

Visite la página transmedia de América Entretejida

Voces

Voces es un programa semanal que produje durante 12 años en Radio Nederland, la emisora mundial de Holanda. Este y todos los demás espacios de RN, excepto La Matinal, se dejaron de emitir el 29 de junio del 2012 como parte de la reorganización de la emisora, que ahora apuesta por menos radio y más redes sociales.
En Voces presté atención a los temas relacionados con la multicultura y la convivencia.
Pulse aquí para escuchar la emisión de despedida. Y siga este otro enlace para escuchar las restantes emisiones.