sábado, 23 de febrero de 2008

Radio Rebelde y yo

¡Al ritmo de la vida!

Este 24 de febrero de 2008, cuando se cumplieron 50 años de la fundación de Radio Rebelde, vienieron a mí muchos de los recuerdos vividos en la redacción, los estudios y pasillos de esa emisora cubana fundada por el Che en la Sierra Maestra.

Fui testigo de otra etapa también bella en la que, junto a varios colegas, impulsé el periodismo crítico, a través de esta radio tan querida por los cubanos.

Trabajé en RR desde 1988 hasta 1995 que vine a Holanda, contratado por Radio Nederland, emisora con la que colaboraba desde 1992. Ya no puedo hablar con mucha propiedad de esa radio que dejé hace tantos años, pero sí de ese período que me tocó vivir.

Independientemente de que, con el paso de los años, manifieste discrepancias sobre la manera de encarar el periodismo en la Cuba de hoy, y mi visión de los medios sea más crítica, enriquecida por la vivencia universal y mis nuevas producciones, no puedo ni quiero pasar por alto el valor que para mi tiene esa experiencia en Radio Rebelde en la consolidación de mi aprendizaje, iniciado en Radio Ariguanabo y Radio Cadena Habana.

¡Aquí, Radio Rebelde! Escuche la identificación de la emisora en la Sierra y ahora



Los programas que allí realicé forman parte de mi vivencia radial y no voy a renunciar a ellos. Algunos los guardo como tesoro personal, independientemente de que su contenido sea ya cosa del pasado y de utopías que se han perdido “haciendo radio y camino al andar”.

La entrada a Rebelde
Llegué a Radio Rebelde de la mano de Juan Hernández, un director que sí sabía lo que hacía y por qué. Era un hombre de radio y fue el renovador de esa emisora que supo llevar “al ritmo de la vida”. Empecé haciendo lo que siempre me ha gustado, los radiodocumentales históricos y sociales, con los cuales alcancé desde el Premio Caracol de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) hasta uno compartido con mis colegas del programa ‘Exclusivo’, el Premio José Martí, que concede la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC).

Uno de esos 24 de febrero en que celebrábamos el aniversario de Radio Rebelde, fui elegido para subir a la Sierra Maestra, al lugar donde había nacido la radio. Fue hermoso estar allí, ver el viejo bohío cobijando los equipos con los que Violeta Casal, Jorge Enrique Mendoza, Ricardo Martínez y Orestes Valera, llevaban a toda Cuba aquel "...Aquí Radio Rebelde, desde el territorio libre de Cuba” o imaginar aquella otra identificación de la emisora: “Aquí Radio Rebelde, la voz de la Sierra Maestra, transmitiendo para toda Cuba, en la banda de 20 metros diariamente a las 5 de la tarde y 9 de la noche, desde nuestro campamento rebelde en las lomas de Oriente... Director: Capitán Luis Orlando Rodríguez”.

Mis producciones en Rebelde
Por aquellos años encontré en los archivos de Radio Rebelde cintas de inimaginable valor, algunas en mal estado, otras no tanto, que utilicé en varias de mis producciones radiofónicas, entre las cuales un radiodocumental que siempre había soñado: contar el Primero de Enero de 1959 “visto” desde la radio, y que ahora reproduzco a continuación acompañado de fotos fijas, bajo el título de ‘Para acercarme al triunfo’.

Por cierto, en otro de los aniversarios, logré reunir en un estudio de Radio Rebelde a los fundadores Jorge Enrique Mendoza, Ricardo Martínez y Orestes Valera, y arrancarles todas esas anécdotas y sentimientos que llevaban dentro, pero de ese programa no conservo copia. He querido rescatarlo, pero me han dicho que, con la escasez de recursos durante la crisis del Período Especial, todas las cintas magnetofónicas (producidas en la antigua RDA) que estaban guardadas en los archivos de la Fonoteca de RR, fueron utilizadas en la grabación de los nuevos programas. Una lástima, porque muchas de esas cintas atesoraban valiosísimos testimonios y programas que hicieron historia en la radiodifusión cubana.

Esas dotes de realizador radiofónico las combinaba con los esporádicos reemplazos de Carlos Rafael Jiménez en el móvil de ‘Haciendo Radio’, en aquel entonces aún con su fundador a la cabeza, Jorge Ibarra, ‘El uruguayo’. Ese paso por el programa insigne de la radio cubana, me avaló, sin dudas, para que otro gran comunicador, Daniel Torres, me “fichara” para su ‘Móvil La Calle’ de Exclusivo de Rebelde, noticiero fundado en 1988.

Periodismo crítico
Si hubo un programa donde me sentí periodista al servicio de los intereses de mi pueblo fue ése. Porque desde esos micrófonos de la histórica emisora, mis colegas y yo siempre quisimos contribuir a la solución de los problemas que aquejaban a Cuba. Las duras críticas contra lo que no andaba bien en el país, que iban desde denuncias de negligencias del Estado hasta errores de algunos de sus ministros, forman parte de aquellos escabrosos temas. No me quedé con ninguna copia de esos polémicos programas porque, a decir verdad, los casetes para grabarlos eran bien difíciles de conseguir.

Coincidió que aquel periodismo lo hacíamos cuando al otro lado del mundo, en la Unión Soviética, el proceso de la perestroika (reestructuración de la economía) estaba complementado por la glasnost, una política de apertura hacia los medios de comunicación, con transparencia informativa, permitiendo la libertad de expresión y de opinión. Y hubo quienes nos asociaron a esas tendencias, cuando en realidad respondíamos a un proceso de rectificación que nunca llegó a consolidarse. Así que, esa apertura que nosotros quisimos llevar adelante, bajo licencia de la dirección del país, si bien era vista con buenos ojos por algunos cuadros y dirigentes de las altas esferas del gobierno cubano, a otros les molestó.

El ejemplo más sonado de aquella etapa en que formaba parte del colectivo de 'Exclusivo' ocurrió el 24 de enero de 1990 cuando, desde la sala de Rastreo de Radio, el colega Frank Díaz Donikián informó a la audiencia isleña lo que ya era noticia para la prensa internacional, amplificada por emisoras como la BBC y Radio Nacional de España: el aplazamiento temporal del plan de retirada de las tropas internacionalistas cubanas de Angola (que llegaron a sumar 275 mil efectivos en un período de 15 años). Sencillamente, el programa se anticipaba a la versión oficial que sería dada un día después a través del periódico Granma. El revuelo fue tan grande que 'Exclusivo' fue suspendido del aire durante una semana y en su lugar, de 7:00 a 8:00 de la noche, se retransmitían resúmenes del Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba que sesionaba en esos días. Como consecuencia de aquel suceso, su director y conductor, Daniel Torres, terminó discrepando con los ideólogos de la prensa cubana y dejó de hacer el programa, mientras que a Díaz Donikián se le rescindió el contrato.

Cuando cambiamos de casacaPoco despúes, el programa ‘Exclusivo’ se vio obligado a cambiar su ropaje y adaptarse a aquellos tiempos en que una crítica a través de las ondas radiales, aunque constructiva, podía ser contraproducente cuando todo el pueblo vivía los rigores del Período Especial, marcado por las carencias materiales. Con el paso de los años, el colectivo de Exclusivo se fue desmoronando. Hasta en ocasiones tuve que asumir su dirección y conducción emergentes (Pulse sobre la imagen que sigue para escuchar un fragmento de una de las emisiones que dirigí y conducí) . Tarea difícil porque, sinceramente, 'Exclusivo' tenía el sello de su creador Daniel Torres y el diseño de ese programa había sido pensado para él y su manera de comunicar.
Desde esta nota en mi blog, agradezco hoy el apoyo de María Elena Alonso (Poli), Virginia María Piñeiro, Roberto Cavada, Airela Ramírez, Cuqui Dueñas y muchos colegas, bajo la dirección artística de Ismael Rensoly (el mejor de los realizadores cubanos) que coadyuvaron a que yo saliera ileso de aquella ‘prueba de fuego’ mediática. Por pura casualidad, encontré en mis archivos un casete con una de las emisiones de ‘Exclusivo’. Recuerdo que mi esposa las grababa todos los días en el mismo casete para que después yo las escuchara e hiciera mi propia crítica.

También hablé claro
De aquella época guardo buenos recuerdos de un nuevo programa de Radio Rebelde, ‘Hablando Claro’, que surgió tras la suspensión de las ediciones de algunos periódicos debido a la falta de papel. Los colegas de periódicos y revistas nacionales fueron reubicados, fundamentalmente en la radio. Creamos entonces este espacio en que yo dialogaba con Renato Recio y Eloy Concepción (†) , del diario ‘Trabajadores’ y Osvaldo Rodríguez, de Juventud Rebelde. Tratábamos temas muy sensibles, pero con cierta prudencia, aunque muchas veces tocamos teclas muy comprometedoras. (En el siguiente video se reproduce un programa del año 1994, que acompaño con imágenes de los mercados agropecuarios de entonces). Ese espacio hoy sigue transmitiéndose al mediodía, pero desconozco su proyección.

Con los años, pasé a ocupar otra gran responsabilidad, la dirección del Noticiero Nacional de Radio, que a Radio Rebelde se le encargó emitirlo a la 1:00 de la tarde, como planta matriz para la cadena nacional de emisoras. Un gran equipo de profesionales me acompañó en esa nueva manera de resumir la actualidad nacional y extranjera de forma amena y condensada, con igual mensaje para toda Cuba, al estilo del Noticiero Nacional de Televisión.

El entusiasmo y la profesionalidad de los redactores Perla Marina Alcober, Nancy Aymé Gómez (†), Lino Hernández, y Massi Mompié, y el ahínco de los reporteros, Zenaida Costales, Demetrio Villaurrutia, Josefa Buzzi, Ángela Soto, Guillermo Bernal y Gisela Bell, entre otros colegas, la brillante conducción de César Arredondo y otros locutores, y la dirección artística de Milvia Zapata, fueron mi inspiración para hacer un noticiero dinámico, al estilo de Rebelde, y cuidando que no fuera un “ladrillo”. Hoy día sigue la misma estructura que le di hace 14 años.

Han pasado más de 12 años desde que dejé Radio Rebelde y a los buenos amigos que allí cultivé. A ellos, como a los reporteros de provincias y a los técnicos, hoy les envío un abrazo. Sé que, como yo, algunos no están en Cuba, y que dentro y fuera de la Isla pocos han podido hacer el periodismo que hubiesen deseado. ¿Será esto sintomático del momento que nos tocó vivir?

6 comentarios :

  1. Nadie como Juan carlos Roque para comentar una parte importante, en mi opinión, de la reciente historia de Radio Rebelde. Los que compartimos con él aquel período, fuimos testigos de su oficio y responsabilidad en los programas y noticieros que dirigió. Gracias, compañero, por reconocer en tu comentario la rica historia de esa emisora y sobre todo, que al margen de la censura y autocensura a la que estabamos sometidos, intentamos llevar a nuestro pueblo, con la mayor veracidad nuestras informaciones. Gracias. Josefa Buzzi.

    ResponderEliminar
  2. Con una excelente capacidad de síntesis, acabas de describir una buena parte de la historia de Radio Rebelde, que es también tu historia.

    Gracias por recordar la fecha del 24 de febrero. Cuba seguirá teniendo una referencia inolvidable en la programación de esa Emisora.

    Si en 1958 logró cambiar el sentido de la información, su probado dinamismo de los 80 fue el catalizador de la vitalidad de toda la Radio Cubana hasta nuestros días.

    ¡Felicitémonos todos!

    Un abrazo,
    Joaquín Mulén

    ResponderEliminar
  3. Leo tu publicación "Radio Rebelde y yo" en este aniversario de la emisora, y me contenta reafirmar que ese eres tú: en la radio, en el blog, en los pasillos de RR, cruzando Paseo y 23, hablando por teléfono... y estoy segura que en cualquiera de todos esos punticos que salen en el mapita de tu blog, por donde has pasado, has dejado amigos y amigas y has conocido y aprendido de vidas que un día te fueron lejanas, de formas de decir y hacer con respeto, con sinceridad, con ganas.
    Un abrazo,
    Poli

    ResponderEliminar
  4. El sábado estuve un rato viendo tu blog y escuchando lo de Radio Rebelde. La verdad que es interesante. Nosotros los casi cuarentones somos los que tenemos buenos recuerdos de ese tiempo.

    ResponderEliminar
  5. Juan Carlos: han pasado algunos años desde que nos vimos, por unos segundos, frente a un puesto de periódicos en Santiago de Chile (donde vivo desde 1990). Me emocionó tu crónica sobre Radio Rebelde. Creo que refleja percepciones de todos los que trabajamos allí, incluso en diferentes etapas . Un Abrazo, Rafael Berastegui

    ResponderEliminar
  6. Estimado Juan Carlos lo Felicito por su pagina y sus comentarios de RR es uno de los pocos periodistas cubanos residentes en el exterior que con etica y profesionalismo cuenta sus experiencias en los medios de cuba. Yo fui oyente de sus programas!
    Le pregunto por que los periodistas DIAZ DONIKIAN y DANIEL TORRES ahora prestan servicios en la Radio de MIAMI?

    ResponderEliminar

Opine sobre este tema:

Visite la página transmedia de América Entretejida

Voces

Voces es un programa semanal que produje durante 12 años en Radio Nederland, la emisora mundial de Holanda. Este y todos los demás espacios de RN, excepto La Matinal, se dejaron de emitir el 29 de junio del 2012 como parte de la reorganización de la emisora, que ahora apuesta por menos radio y más redes sociales.
En Voces presté atención a los temas relacionados con la multicultura y la convivencia.
Pulse aquí para escuchar la emisión de despedida. Y siga este otro enlace para escuchar las restantes emisiones.