martes, 19 de febrero de 2008

La radio y la renuncia de Fidel

El anuncio en Cuba y su interpretación por el mundo

Amplia repercusión mundial ha tenido en todos los medios de prensa el anuncio de la renuncia de Fidel Castro a sus cargos como presidente del Consejo de Estado y Comandante en Jefe, en un mensaje publicado por el periódico oficial Granma. La radio y la televisión, junto a Internet, por su rapidez, han sido las primeras en ofrecer la noticia, pero también en comentarla.

“A mis entrañables compatriotas, que me hicieron el inmenso honor de elegirme en días recientes como miembro del Parlamento, en cuyo seno se deben adoptar acuerdos importantes para el destino de nuestra Revolución, les comunico que no aspiraré ni aceptaré- repito- no aspiraré ni aceptaré, el cargo de Presidente del Consejo de Estado y Comandante en Jefe”.

La edición digital del periódico Granma publicó el mensaje a las 03:00 (hora de La Habana) y rápidamente la noticia se supo en todo el mundo mientras los cubanos aún dormían. Ellos, en su mayoría, conocieron el anuncio por el noticiero matutino de la televisión nacional, que comenzó sus transmisiones a las 6:30 a.m. y por los informativos de la radio cubana, entre los cuales 'Haciendo Radio', de Rebelde y 'A primera hora' de Radio Progreso, además de Radio Reloj. Mas, la población cubana prosiguió hoy su vida normal tras el anuncio de Fidel y aguarda ahora sus comentarios en la prensa que tendrán un nuevo título: "Reflexiones del compañero Fidel".

"Traicionaría por tanto mi conciencia ocupar una responsabilidad que requiere movilidad y entrega total que no estoy en condiciones físicas de ofrecer. Lo explico sin dramatismo”.



Mientras todos estos medios cubanos se limitaron a leer el mensaje, las radios internacionales y las cadenas nacionales hasta las radios municipales de todo el planeta, pasando por las comunitarias, han incluido reportajes, entrevistas y análisis sobre el futuro de Cuba, haciendo énfasis en que Castro comunicó su renuncia cuando faltaban cinco días para la histórica sesión del Parlamento, en la que debía ser postulado o NO para la reelección de su mandato por cinco años más.

La mayoría de esas radios reconocen, sin embargo, que en diciembre pasado, el mandatario cubano había dicho en un mensaje escrito que no estaba aferrado al poder ni al avance de las nuevas generaciones.

"Dispone igualmente nuestro proceso de la generación intermedia que aprendió junto a nosotros los elementos del complejo y casi inaccesible arte de organizar y dirigir una revolución".

Los cubanos acostumbrados a escuchar por tradición la radio de onda corta, han estado hoy con el oído pegado al receptor para saber que se dice allende los mares y cómo ha sido recibida y se comenta la noticia.

(Pulse sobre cualquiera de los íconos que siguen para escuchar la entrevista realizada por José Zepeda, director del Departamento Español de Radio Nederland, a Ignacio Ramonet, experto en geopolítica y director de Le Monde Diplomatique, y autor del libro "100 horas con Fidel")




2 comentarios :

  1. Carta sencilla al Comandante en Jefe:

    Fidel,

    No encabezo esta carta con un compañero, ni estimado, ni amigo, ni compatriota, tampoco lo hago llamándote por tu apellido porque siempre se me ha hecho extraño. Fidel a secas, porque así aprendí a llamarte desde niño.

    Te escribo desde la cercanía de la infancia y no desde el rencor que se guarda cuando dejas tu tierra y te convences un día de que tienes miedo a volver.

    No contaré mi historia. Una más, de la de los miles de cubanos que hemos decidido dejar atrás todo lo que teníamos (que no era poco). Fui pionero, crecí con pañoleta y escuchando las canciones de Teresita Fernández, fui a un preuniversitario en el campo (allí escuchaba a Silvio y a Pablo), y en la universidad entendí que detrás de la vaquita pijirigua había un lúcido Pedro Luís Ferrer. Y aunque escuchásemos alguna que otra vez las mismos cantos (tal vez por razones bien diferentes), estoy seguro que viví todas esas etapas de mi vida de una manera muy distinta a como tú, Fidel, las proyectaste. Y es que tu sueño siempre se ha desdibujado en el corto camino que hay del Comité Central a la Timba.

    Esta mañana he mirado por encima la edición digital de Granma como lo vengo haciendo todos los días desde hace cinco años. He visto tu mensaje.

    Te felicito Fidel, por el valor que has tenido al reconocer que por el bien de tus entrañables compatriotas, no aceptaras el cargo de Presidente del Consejo de Estado y de Comandante en Jefe y lo repites. Te confieso Fidel, que aunque fui militante de la UJC, jamás pude entender nuestro proceso electoral y nuestra democracia. No, por favor, no me taches de contrarrevolucionario, ni de escoria, ni me cuelgues otros epítetos turbulentos aún más grandilocuentes que los homéricos. Si me encajara alguno de ellos, no estaría escribiendo esta carta.

    Te decía Fidel, que tu mensaje no me ha sorprendido. No esperaba menos de ti, de alguien que ha alcanzado otra vez el dominio total de su mente, la posibilidad de leer y meditar mucho. Te pido Fidel, encarecidamente, que en tu reposo y tus meditaciones tengas en cuenta que como otros grandes hombres de la historia, el fuerte adversario que has mantenido a raya durante medio siglo, no está en otro sitio que dentro de ti mismo. Que eres el principal enemigo de tu sueño. Quiero seguir creyendo en ti como hombre revolucionario. Demuéstranos a tus compatriotas que serás cuidadoso y no moverás los hilos de la perpetuidad y sí los del cambio inevitable. Gánate ese lugar en la historia, al que sin querer has renunciado desde hace mucho tiempo. Corónate Fidel, con el éxito de los grandes y no quieras tener la certeza, por creer que haces lo correcto, de saber qué es lo mejor para tu pueblo. Dices que no tienes fuerza física para seguir adelante pero que seguirás escribiendo y tus Reflexiones de compañero serán un arma más con la que contar. Temo Fidel que no disfrutes del placer de reconocer tus errores y los de la revolución, y que cuando te apagues, no quede nada del hombre que fuiste. Es triste porque has trabajado muy duro para crear tu propia leyenda.



    El camino será difícil, requerirá el esfuerzo y la inteligencia de todos, te pido Fidel, NO EXCLUYAS, TODOS los cubanos, independientemente de la ideología (sí, hay otras ideologías además de la del PCC) y de donde estemos (porque hay cubanos hasta en Alaska), tenemos la obligación y el deber de elegir el mejor futuro para nuestra patria y si nos equivocamos en ello, que nos juzgue la historia, probablemente nos absuelva, pero si no lo hacemos ya, sufriremos ante el mundo el peso de nuestros errores medio siglo más; y yo quiero Fidel, como anónima y efímera existencia, vivir en la tierra que me vio nacer con la cabeza alta y orgulloso de poderle dejar a mis hijos un lugar y un mundo mejor.

    Madrid, 19 de febrero de 2008.

    ResponderEliminar
  2. Yo entondo esto sólo puedo decir que ya me está comenzando a oler como demasiado en serio que Fidel tiene rato muerto

    ResponderEliminar

Opine sobre este tema:

Visite la página transmedia de América Entretejida

Voces

Voces es un programa semanal que produje durante 12 años en Radio Nederland, la emisora mundial de Holanda. Este y todos los demás espacios de RN, excepto La Matinal, se dejaron de emitir el 29 de junio del 2012 como parte de la reorganización de la emisora, que ahora apuesta por menos radio y más redes sociales.
En Voces presté atención a los temas relacionados con la multicultura y la convivencia.
Pulse aquí para escuchar la emisión de despedida. Y siga este otro enlace para escuchar las restantes emisiones.